Email marketing que funciona: 6 claves básicas

Email marketing que funciona: 6 claves básicas

6 claves básicas para tu email marketing.

El email es sin duda el gran superviviente del marketing digital: despreciado, amenazado y desahuciado mil veces, continúa en alza, ocupando un lugar básico en la comunicación con los clientes de todo tipo de marcas y blogs, y produciendo niveles más que aceptables de rentabilidad.
Pero ojo, aunque no funciona por sí solo, tampoco se te resistirá si atiendes a las 6 claves básicas para tu email marketing.

Las claves del Email marketing

Clave 1: Oportunidad

También podíamos llamarlo relevancia. Haz que tu correo sea interesante porque es relevante para el que lo recibe. Para esto la segmentación de tu base de datos es importante, en la medida en la que tu CRM te lo permita: por tipo de clientes, por su ubicación, si son habituales o no… eso te permitirá dirigir tu contenido o tu oferta a quien sabes que tendrá más posibilidades de resultarle interesante, y por tanto conviertan más. Por convertir me refiero a que cumplan tu objetivo con ese email, sea una compra, una descarga, un lead, o simplemente una visita a determinado contenido.

En resumen, intenta que tu email llegue a la persona correcta, en el momento preciso y con el contenido adecuado.

Clave 2: Asunto y remitente

El remitente y el asunto es lo primero que se ve de tu email en la bandeja de entrada. Si ya es difícil llegar hasta ahí, sin caer en la bandeja se spam, es el momento de conseguir que te abran. Deja claro quién eres en el remitente, sin cosas raras; deja la creatividad para el asunto, utiliza preguntas, da pistas sobre el contenido tan espectacular que tienes dentro… Si puedes utilizar emojis, harán que destaques entre el resto de email de la bandeja.

Si tienes la oportunidad, el asunto es un muy buen campo sobre el que probar los test A/B, no solo te permitirá enviar a la mayoría el que mejor funciona, sino que te dará pistas para mejorar en los siguientes envíos, si te puedes ir fijando en cuales funcionan mejor.

Clave 3: Contenidos

Ahora que han abierto tu email, no defraudes. Que el contenido sea acorde con lo que dejabas intuir en el asunto, no quieras sorprender demasiado y provoques un rebote. Además, asegúrate que se ve bien y es legible. Muchas plataformas de envío crean automáticamente una versión web, que aunque no lo creas, suele ser muy útil. Parece que no, pero aún hay gente que utiliza gestores de correo que son una auténtica mierda, y por mucho que optimices tu contenido, en alguno siempre se verá mal, ahí la versión web será de gran ayuda.

Otro punto importante, si tienes la opción es personalizar el contenido. Si has segmentado, aprovéchalo para darles ese contenido personalizado según sus intereses, o al menos llámalo por su nombre, gusta y funciona.

Aunque sea en el footer, no olvides los enlaces a la home principal de tu blog, y a tus redes sociales. Facilita la comunicación con tus seguidores.

Clave 4: Diseño

En cuanto al diseño, hablemos claro, para gustos los colores. Nada gusta a topos, pero al menos funcionará si usas un diseño claro, limpio, acorde a tu imagen, que prime el contenido que quieres resaltar.

Asegúrate de utilizar una plantilla adaptable (responsive), imágenes atractivas que tengan texto alt para que se pueda leer aunque no se carguen, y por ese mismo motivo pon algo de texto fuera de la imagen, facilitarás la legibilidad y ayudarás a los robots a saber que no es spam. Si puedes, evita meter todo el contenido dentro de una imagen.

Importante, no te olvides de poner un CTA, un botón, dentro de la imagen o fuera, que ayude a hacer clic, desencadena la acción que estás buscando.

Clave 5: Frecuencia

Hay muchos blogs que hablan de las mejores horas para programar tu envíos de email. La experiencia te irá diciendo cuando es mejor. También las visitas a tu web te darán pistas de cuándo entra la gente a verte, cuándo están conectados… de entrada, evita los viernes y fines de semana, y ya lo irás afinando.

En cuanto a la frecuencia, no caigas en la pesadez, con un par al mes suele ser suficiente. Si te pasas tus suscriptores se darán de baja o algo peor, te marcarán como spam.

Clave 6: Legislación

La legislación como ya sabrás es cada vez más restrictiva, y con la última vuelta de tuerca que le dieron el año pasado, la cosa está seria. Intenta respetarla y no te la juegues.

Debes tener el permiso explícito del usuario para enviarle correos. Si tienes un formulario de suscripción en tu web deberás implementar el doble opt-in para que confirmen desde su email que se han dado de alta. Si no es así, mejor quítalo. Si tus suscriptores proceden de otra parte, asegúrate que en algún sitio han aceptado esos envíos.

Además, en alguna parte de tu newsletter deberá aparecer de forma visible un enlace para darse de baja de forma automática. No suele ser mayor problema, ya que cualquier plataforma de envío te facilita esto, pero no lo olvides. Mucha gente en vez de utilizar el enlace contestará a tu mismo email de envío solicitando la baja. Atiéndelos y bórralos de tus listados. No hay nada peor que solicitar una baja y que te sigan enviando esos emails, entonces el cabreo está garantizado, y no te conviene. Nada.

Tendremos tiempo para ampliar cada una de ellas, que dan para mucho, pero si respetas estas 6 claves básicas para tu email marketing, funcionará seguro.

Tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies