Cómo funcionan los posts patrocinados

posts patrocinados

Cómo funcionan los posts patrocinados.

Como sabes, hay diversas formas de ganar dinero con tu blog, y una de las principales, son los posts patrocinados.

Antes de explicarte cómo funcionan los posts patrocinados, vamos a ver algunos datos para entender la importancia que pueden llegar a tener en la rentabilidad de tu blog y en tu estrategia.

La empresa Publisuites ha publicado un interesante informe sobre el estado de la blogosfera en 2020, según el cual un 64,6% de los encuestados genera ingresos con su blog.

De ellos, la principal fuente de ingresos son los posts patrocinados, con un 42,01%, seguido de cerca por AdSense, con un 40,64%. En cualquier caso, aunque todos ellos combinan varias formas de ingresos, los posts patrocinados son un elemento importante que debes tener en cuenta.

¿Qué son y cómo funcionan los posts patrocinados?

Los posts patrocinados son artículos que escribes en tu blog por encargo, para una marca, a cambio de dinero o algún tipo de intercambio. En ellos, será la marca la que te proporcione el tema del que quieren que hables, que será sobre algún producto o servicio que estén interesados en promocionar.

Si ya tienes cierto volumen de tráfico en tu blog, puedes ofrecerte directamente a marcas relacionadas con tu temática para crear posts patrocinados o darte de alta en plataformas que gestionan estas ofertas, poniendo en contacto marcas y blogueras/os.

Entre las más conocidas, Publisuites, Leolytics, Social Publi, Coobis… por ejemplo, aunque hay muchas más. Éstas son la principales plataformas para vender posts patrocinados.

Da de alta tu blog, ofreciéndolo para publicar, y espera ofertas, aunque te recomiendo que lo hagas cuando ya tengas un volumen de visitas decente. Lógicamente nadie te va a seleccionar si no tienes audiencia.

Cómo redactar un post patrocinado

A la hora de redactar un post patrocinado, ni se te ocurra copiar y pegar tal cual el dosier que te envía la marca. Se nota. Mogollón.

Además de que probablemente utilicen ese mismo texto para más publicaciones, en su web, sus rrss… y ¡oh, contenido duplicado!, debes recordar que el tío Google te vigila.

Empápate de la información, prueba el producto o servicio y escribe tu propio texto, en tu tono habitual, con sinceridad, y tal vez google haga un poco la vista gorda, porque los posts patrocinados no le gustan demasiado, ya que no son contenido muy natural que digamos.
También, por mucho éxito y ofertas que tengas, controla la cantidad de posts patrocinados que publicas y no pierdas la identidad de tu blog, que es la tuya.

Por último, intenta ser coherente, revisa aquella review que hiciste hace un año en la que comparabas varios productos y el que ahora patrocinas no salía bien parado. Intenta ser coherente o dile adiós a tu credibilidad y a tu autoridad como experto.

Puedes leer el estudio de Publisuites sobre la blogosfera en su blog muy interesante.

Tags: