Blog de marca: utilidad y contenidos

  • seo
  • 01 julio 2020
  • Home
  • seo
  • Blog de marca: utilidad y contenidos
blogs de marca

Blog de marca: utilidad y contenidos.

Prácticamente no hay ya marca en internet que se preocupe mínimamente por la comunicación que no tenga un blog de marca. Quien lo tiene, sabe que es parte fundamental de la estrategia de comunicación de cualquier empresa por su utilidad, y permite como ningún otro canal transmitir con lenguaje propio los valores de la marca a través de sus contenidos.

Dentro de la blogosfera, hablemos hoy del Blog de marca: utilidad y contenidos.

Los beneficios son muy claros:

Comunicación constante con tus clientes actuales, pasados y potenciales. Mantienes en ellos viva la presencia de marca. Creas un estilo, una personalidad de marca y sobre todo generas conversación.

Contenido de utilidad, te seguirán porque les resulta útil lo que ofreces, les gusta esa temática y terminarán comprando.

Muestra de productos, más allá de tu web o tienda, te permite enseñar de la mejor manera tus productos o servicios, sus diferentes usos, su modo de fabricación, de empleo… un catálogo inmejorable.

Posicionamiento Seo: está claro, pocas cosas gustan más a Google que un blog con contenido natural, actualizaciones pediódicas, palabras clave, linkbuilding… posiciona que da gusto.

Estamos en la era de la comunicación, y bajando al mundo de los blogs, en los contenidos de valor. Los expertos en SEO, Google y sus pandas, los redactores y curadores de contenidos no se cansan de repetirlo desde hace años: el contenido es el rey.

Como blogueros, nos alimentamos de tráfico, claro, pero para conseguir esto ¿todo vale?

Contenido relacionado y relevante, perfecto

Muchos blogueros corporativos, que trabajan para alimentar una marca, e incluso no corporativos, tratan de escribir posts que generen tráfico a la web corporativa o la tienda de su marca, tráfico. Hasta ahí bien, de eso se trata.

Para ello, y para no aburrir, no hablan solo de sus productos, sino de temas relacionados que pueden ser de interés para aquellos que buscan temas relacionados con tu temática. Por ejemplo, si tu blog es para una empresa de lanas, además de hablar de tus nuevos ovillos, puedes compartir patrones, o incluso alguna curiosidad sobre antiguos telares, bueno…

Temas relacionados con tu producto o servicio, que no son competencia tuya, pero que tus clientes encontrarán de utilidad. Probablemente quien esté interesado en estos temas, también estará interesado en tejer, y ahí le metes tu web. Perfecto.

Consigue más visitas para tu blog, ¿a toda costa?

Aquí pondría una señal de warning con una sirena chillando. A veces se nos va la castaña y podemos caer en temas relacionados pero más lejanos, que pueden generar mucho tráfico porque posicionan palabras de long tail rápidamente, con poca competencia, pero poco relevantes para la marca o incluso peligrosamente polémicos. Se enreda el ovillo.

Si además espameas tu post en grupos multitudinarios de facebook de temas genéricos relacionados, el subidón de visitas durante uno o dos días es elevado.

Pero si miramos bien, ¿esas visitas tienen valor?. Esos grupos, ¿están formados por gente de edad y países que son tu público objetivo?.

Si te vas a Analytics y comparas el tiempo en página de los usuarios que vienen de esos posts, con el de posts más relacionados con tu temática, verás que (catástrofe) el rebote es tremendo. Y no hablemos de las conversiones, ¿dónde han ido?.

Volviendo al ejemplo de los ovillos, has posicionado “ovillos de pelo de cabra en la India”. Un post precioso, pero tu web no los vende, y puedes provocar búsquedas hacia otro producto. Fuck!
O peor aún “así son los telares ilegales de niños en Bangladesh” eso sí es meterse en un jardín del que solo puedes salir con quemaduras de tercer grado.

Te has pasado de frenada, has generado tráfico a tope que realmente no está interesado en tu marca, error. Pero, ¿y si aún así es bueno para el SEO?
Yo diría que no lo es, el linkbuilding no es de calidad, Analytics dirá antes o después que no es relevante, y te caerás. Y peor aún, no habrás vendido ni un ovillo por el camino.

Tienes dos puntos clave a vigilar si tienes un blog de marca: utilidad y contenidos. Si eres un blogger corporativo, no busques tráfico fácil, mantén la relevancia.

Tags: